previous arrow
next arrow
Slider
Slider
Slider

El cobro del impuesto al valor agregado (IVA) en las tarifas eléctricas, significó el año anterior un gasto de más de ₡8 mil millones, que salió del bolsillo de cerca de 900 mil familias costarricenses.

Así lo dio a conocer este jueves en conferencia de prensa la Cámara de Empresas de Distribución de Energía y Telecomunicaciones  (CEDET).

patrocinador

Para CEDET el cobro del IVA  ha significado “un golpe al presupuesto de las familias y de las empresas, que se agrava en un país seriamente afectado por los efectos de la  pandemia del COVID-19.”

Los miembros de la cámara fueron enfáticos, en que los diputados son quiénes tienen en sus manos la eliminación de este cobro en las tarifas de luz, pues desde hace dos años se tramita un proyecto de ley que eliminaría este impuesto en los precios de la electricidad. Se trata del expediente  21653  “Interpretación auténtica de la ley del impuesto al valor agregado (IVA). Ley N° 6826, para resguardar la exoneración a los entes públicos, asociaciones cooperativas y consorcios cooperativos que distribuyen electricidad”.

Pese a que el 13% de IVA lo pagan los hogares con consumo superior a 280 kWh, hay un efecto indirecto para el resto de usuarios, pues según expusieron los gerentes de las empresas que conforman CEDET ,  las distribuidoras  sí deben pagar la totalidad del IVA en las compras de electricidad que principalmente hacen al ICE , lo que se convierte en un costo que debe trasladarse vía tarifas a todos los usuarios por lo que termina siendo un “impuesto indirecto”, destacaron.

En el caso de Coopesantos R.L, Patricio Solís , gerente general de la cooperativa mencionó que en su representada es donde se concentra la mayor cantidad de abonados exentos de IVA, es decir que consumen menos de 280 kWh , pues el 91 % de los clientes pertenecen al sector residencial; sin embargo la cooperativa debe cargar  como un gasto adicional cerca de un millón de dólares por concepto de IVA  que a la entidad le cobran por venta de energía.

En cuanto a otros cobros adicionales que se tramitan en la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos(ARESEP), está el tema de servicios auxiliares , el cuál provocaría que las empresas distribuidoras tuvieran otro costo por el respaldo de energía eléctrica, cuando es un rubro que ya pagan. 

Allan Benavides, Presidente de CEDET señaló que “las empresas distribuidoras van a tener que dar servicios auxiliares a la generadores distribuidos y sin poder trasladarles ese cobro. Esto constituye un subsidio grosero de los usuarios de menores recursos a los de mayor poder adquisitivo”, indicó Benavides.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *