Guillermo Flores Valle, residía en la comunidad de Nápoles de Tarrazú desde hace 6 años.

Su formación profesional como geógrafo y máster en planificación turística, lo llevaron a situarse en este pueblo; hasta que complicaciones en su salud, a raíz de un derrame cerebral, le arrebataron los sueños hace menos de un mes.

Uno de sus pasatiempos más preciados fue el ciclismo y en poco tiempo se ganó el reconocimiento y cariño de muchos ciclistas de la Zona de Los Santos. Es por eso, que el pasado domingo 24 de abril, decenas de ciclistas de diferentes equipos, se hicieron uno solo para realizar una caravana en homenaje a este valioso hombre.

Su esposa, Diana Fernández, no se cansa de agradecer a los conocidos , amigos y personal del CAIS de la Zona, por el gran apoyo y solidaridad en estos momentos tan difíciles para la familia.

Según comentó su cónyuge, dentro de los legados que su esposo dejó en Tarrazú, destacan, ” fue delegado de Coopesantos lo que le permitió aportar ideas para el progreso y beneficio del pueblo de Nápoles, gracias a su intervención con la municipalidad se logró impulsar el asfaltado del camino de esa comunidad que desde hace tantísimos años añoraban. Uno de sus logros estudiantiles fue darle la idea a su alumno Roilyn , de iniciar un proyecto de producción de café, hoy en día él es productor del cafe Kwiso reconocido nacional e internacionalmente

Flores Valle, se llevó consigo el sueño de participar en el tour de Francia o el Giro de Italia.

La caravana ciclística finalizó con una liturgia en la capilla de Nápoles, en honor a “Memo”, como le conocían popularmente, a la cuál asistieron familiares y amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *