La tarde de este martes 9 de agosto, dos extranjeras de origen norteamericano, perdieron la vida tras ser arrastradas por una corriente de agua en la comunidad de Providencia de Dota. Al parecer, cuatro personas ingresaron a la poza que tiene una catarata cercana, la cual arrastró a una de las personas, y otra en el intento de ayudarla, fue arrastrada también por la fuerza del agua. Así lo confirman declaraciones brindadas por Héctor Blanco de Rescate Urbano.

Miembros de Rescate Urbano, Cruz Roja y Cuerpo de Bomberos estuvieron realizando labores de búsqueda en el margen de los ríos, así como buceo en distintas áreas de la poza para intentar encontrar el cuerpo de una de las fallecidas. Las labores de búsqueda continuarán este miercoles.

Declaraciones de Mauricio Mendoza, Cruz Roja

Una persona vecina de Providencia de Dota y cuya identidad prefirió mantener en anonimato, manifestó su preocupación por los recurrentes incidentes en esta zona del río y la necesidad de prohibir ingresar a esta poza por los peligros que representa:

“…Quiero expresar mi preocupación con respecto a varios accidentes que han ocurrido en el lugar turístico El Poceron en la comunidad de Providencia de Dota donde han perdido la vida varias personas. El día de hoy una vez más, han sido dos jóvenes las que murieron ahogadas en esta poza. Me llama la atención que no se haya puesto una señal que diga que se prohíbe nadar en este lugar desde la primera vez que alguien perdió la vida en esta fuerte caída de agua que no es segura para la natación en ninguna estación del año y mucho menos cuando las lluvias han sido tan fuertes y la poza está muy alta. Las personas o empresa a cargo de estos servicios turísticos deben velar por la seguridad de sus clientes y mucho más si son menores de edad que están prestando un servicio de voluntariado a la comunidad. Hago un llamado a las autoridades competentes para que tomen la decisión correcta que ampare el bienestar y la misma vida de las personas que vivimos o venimos a visitar este sitio…” manifestó a nuestro medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *